Certificado Energético

Muchos de vosotros ya habréis oído hablar del concepto de Certificado Energético aplicado a los edificios. En la última década nos hemos acostumbrado a ver, consultar e incluso exigir la etiqueta en la que se especifique la calificación energética de nuestros nuevos electrodomésticos, bombillas, equipos de aire acondicionado… A la hora de comprar una nevera, damos preferencia a una con calificación A++ porque sabemos que un equipo eficiente repercutirá favorablemente en nuestra factura eléctrica. ¿Qué sentido tiene que esto no funcionara igual cuando realizamos una compra tan importante en nuestras vidas como la de una vivienda?

Desde hace algunos años, ya existe normativa específica que regula la Calificación Energética de los edificios de obra nueva, aunque su implantación ha dejado mucho que desear y no es frecuente que esta información sea veraz y rigurosa y, mucho menos, que se facilite sin excepción a usuarios y compradores.

Por el contrario, en nuestras edificaciones existentes teníamos, hasta ahora, un vacío absoluto en esta materia.

certificado_enegetico_casaMás vale tarde que nunca. Desde el 1 de Junio de 2013, con la entrada en vigor del Real Decreto 235/2013, es obligatoria la obtención de una “etiqueta energética” para todos aquellos inmuebles que quieran ser vendidos o arrendados durante un periodo superior a los cuatro meses. ¿En qué consiste? Es un documento que incluye información objetiva sobre las características energéticas de los edificios, con el fin de poder valorar y comparar su eficiencia energética de una manera sencilla e intuitiva.

A diferencia de lo que pasaba con la Certificación Energética de Edificios de obra nueva, el procedimiento relativo a los edificios existentes permite certificar una única vivienda o local, siendo el propietario del mismo el responsable de encargar la certificación correspondiente, que contará con una validez de 10 años.

Los programas informáticos CEX y CE3 han sido puestos a disposición pública por parte del Ministerio de Industria, Energía y Turismo a través del IDAE para ser empleados como procedimiento simplificado para realizar la Certificación Energética de Edificios Existentes. La opción general se desarrolla mediante una nueva versión del programa CALENER, empleado desde hace años para calificar energéticamente edificios de obra nueva. Todos estos programas son de aplicación en el territorio nacional.

La información que nos aporta el documento de Calificación Energética de edificios existentes.

  • Identificación del edificio y/o de la parte del mismo que se certifica.
  • Indicación del procedimiento empleado en la certificación.
  • Descripción de las características energéticas del edificio.
  • Indicación de la normativa sobre ahorro y eficiencia energética que le era de aplicación en el momento de su construcción.
  • Descripción de las pruebas, comprobaciones e inspecciones llevadas a cabo por el técnico certificador.
  • Calificación de la eficiencia energética del edificio.
  • Documento que incluya un listado de medidas recomendadas que permitan que la eficiencia energética del edificio mejore, clasificadas en función de su viabilidad técnica, funcional y económica, así como de su repercusión energética.etiqueta_edificis

¿Cómo se obtiene el Certificado Energético?

Anuncios